Caballo árabe

El caballo árabe, también conocido simplemente como «árabe», es una raza de caballo doméstico. La gente originalmente crió esta especie ahora mundial en la Península Arábiga.

Los científicos clasifican todos los caballos domésticos en la especie Equus caballus. Otros miembros del género incluyen varias especies de cebras, especies de caballos salvajes y burros. Siga leyendo para obtener más información sobre el caballo árabe.

Descripción del caballo árabe

Esta raza de caballo tiene un cuello arqueado, cabeza en forma de cuña, fosas nasales grandes y cuerpos musculosos relativamente delgados. Sus pelajes vienen en una variedad de colores, que incluyen gris, blanco, negro, marrón, roano, tobiano y más.

Los miembros de esta raza suelen medir entre 14,1 y 15,1 manos (que es una unidad de medida igual a 4 pulgadas) de alto desde el hombro (o «cruz») hasta el suelo. Esto se traduce en aproximadamente 57 a 61 pulgadas de alto hasta el hombro.

Datos interesantes sobre el caballo árabe

Esta raza increíblemente popular tiene una serie de rasgos y características únicos. Obtenga más información sobre lo que los hace únicos a continuación.

  • La vida en la Península Arábiga– Aunque ahora puedes encontrar esta raza en todo el mundo, la gente originalmente crió este caballo en la Península Arábiga. Esta región tiene un clima seco, cálido y desértico.
  • Vivir en el desierto: para sobrevivir en esos climas duros, los criadores eligieron caballos con varias características únicas. En particular, sus fosas nasales tienen grandes aberturas para la dispersión del calor y tienen capacidad adicional en sus senos nasales para aumentar la ingesta de oxígeno.
  • Nómadas– Originalmente, los beduinos nómadas criaron este caballo por las características anteriores para sobrevivir a la vida en el desierto. También eligieron caballos con una buena naturaleza que desarrollan una relación cercana con sus jinetes.
  • Posesiones preciadas: los beduinos nómadas apreciaban a sus árabes, incluso los metían dentro de sus tiendas por seguridad y comodidad. para evitar que otros los roben.

Hábitat del caballo árabe

Los antepasados ​​de estos caballos vivieron en regiones desérticas y soportaron duras condiciones. Los desiertos que habitaban tenían suelo arenoso, temperaturas cálidas con noches frescas y condiciones áridas y secas. Hoy en día, los humanos han trasladado esta raza a muchos hábitats diferentes en todo el mundo, desde pastizales y prados hasta áreas urbanas.

Distribución del caballo árabe

La gente originalmente crió el árabe en la Península Arábiga del Medio Oriente. Los investigadores creen que los ancestros originales de estos caballos procedían de las regiones de Yemen. Hoy en día, la gente tiene estos caballos en todo el mundo. Puede encontrar grandes cantidades en Europa, América del Norte, Australia y más.

Dieta del caballo árabe

Como todos los caballos, esta raza tiene hábitos de alimentación herbívoros. Solo come plantas y no consume otros animales de ninguna manera. Comen pasto como su principal fuente de alimento. Sin embargo, las personas también alimentan a los caballos domésticos con granos para complementarlos. Su dieta incluye cebada, alfalfa, maíz, avena, heno timothy, lino, trigo, soja, trébol y más.

Caballo árabe e interacción humana

Esta raza existe solo a través de la interacción humana. En el pasado, las personas utilizaban estos caballos para varios usos diferentes, incluidos viajes, guerra, caza, tracción de carros y más. En la actualidad, la gente tiene estos caballos para montar por placer, como mascotas, para competencias de resistencia, doma, salto y mucho más.

Domesticación

Los investigadores creen que los beduinos del La Península Arábiga domesticó estos caballos hace entre 4.000 y 5.000 años. Probablemente, usaron caballos salvajes de las regiones alrededor de Yemen. La gente criaba a los caballos para que sobrevivieran con poca comida y tuvieran una gran resistencia.

¿El caballo árabe es una buena mascota?

Sí, esta raza puede ser una buena mascota. Sin embargo, con cualquier raza de caballo, debe comprender completamente el compromiso que asume. Su alimentación, alojamiento y atención médica pueden ser bastante costosos y consumir mucho tiempo.

Cuidado del caballo árabe

Como es el caso con la mayoría de los caballos, esta raza tiene una naturaleza social y lo hace mejor en un grupo, conocido como manada. Debe proporcionar pastos con abundante hierba para comer, y también complementar su dieta con cereales y heno.

Además, los caballos necesitan acceso a agua dulce en todo momento y algún tipo de refugio para protegerse de las inclemencias del tiempo y del sol, especialmente para los caballos de color claro.

Comportamiento del caballo árabe

Estos caballos son criaturas muy inteligentes y sensibles, lo que puede ser tanto beneficioso como perjudicial cuando se trabaja con ellos. La gente los clasifica como una raza de “sangre caliente” por este motivo. Sin embargo, a pesar de su comportamiento enérgico, esta raza tiene una disposición increíblemente amigable y sociable.

Reproducción del caballo árabe

Esta raza tiene las mismas tasas de reproducción que cualquier otra raza de caballo. En un entorno salvaje, los caballos viven en manadas dirigidas por un solo macho, conocido como semental. El semental se aparea con todas las hembras, conocidas como yeguas. Después del apareamiento, las yeguas pasan por un período de gestación de aproximadamente 11 meses, aunque esto varía ligeramente.

Para la gran mayoría de los nacimientos, las yeguas dan a luz a una sola cría, conocida como potro. El potro amamanta hasta dos años en la naturaleza, pero los caballos domésticos se destetan entre los cuatro y los seis meses de edad.

Creencias, supersticiones y fobias sobre el caballo árabe

Muchas En torno a esta raza existen supersticiones, leyendas y mitologías. Una leyenda representa a Mahoma seleccionando yeguas para la raza por su lealtad y coraje. Otro cuento habla sobre el rey Salomón que recibió una yegua árabe, y otro sobre cómo le dio un semental árabe como regalo.

Deja un comentario