Tiburón peregrino (Cetorhinus maximus)

El tiburón peregrino es el segundo pez vivo más grande del mundo y es uno de los tres tiburones comedores de plancton conocidos por la humanidad en la actualidad. El tiburón peregrino se alimenta a través de las enormes hendiduras branquiales que rodean su cabeza, que filtran grandes cantidades de agua para el plancton. Con un hocico puntiagudo y una cola en forma de luna, el tiburón peregrino es uno de los tiburones de aspecto más característico del planeta. Siga leyendo para aprender sobre el tiburón peregrino.

Descripción del Tiburón Peregrino

El tiburón peregrino es el segundo pez más grande del mar, alcanzando un tamaño máximo de al menos 33 pies (10 metros) de largo. Este gentil gigante tiene cinco grandes hendiduras branquiales que rodean su cabeza, a través de las cuales fluye el plancton y se filtra para alimentarse. Cada branquia contiene miles de branquiespinas para recolectar su comida.

El cuerpo del tiburón peregrino es extremadamente único, con una cola en forma de luna creciente, un hocico puntiagudo y aletas que pueden alcanzar casi dos metros de largo. El cuerpo del tiburón peregrino es de un color marrón grisáceo que puede ser pálido en la parte inferior del vientre. La boca del tiburón puede abrirse hasta aproximadamente 3 pies de ancho (1 metro) y contiene más dientes que cualquier otro tiburón; aunque estos dientes son pequeños y tienen forma de gancho.

Datos interesantes sobre el tiburón peregrino

El tiburón peregrino recibe su nombre de la forma en que se alimenta, flotando en la superficie del agua con la aleta dorsal (la aleta ubicada a lo largo de la espalda del pez) sobresaliendo del agua y disfrutando de los rayos del sol. Debido a su apariencia distintiva, al tiburón peregrino se le ha dado una serie de apodos que incluyen: «tiburón elefante», «tiburón óseo» y «pez luna». Poco se sabe sobre el tiburón peregrino, pero lo que sí sabemos es que el tiburón peregrino no se parece a ningún otro tiburón que se encuentre en el mar.

  • Gran Hígado – El hígado del tiburón peregrino es tan grande que representa el 25 % de su peso corporal total y, de hecho, proporciona flotabilidad (capacidad de flotar) en el agua.
  • Hocico cambiante – Los tiburones peregrinos juveniles tienen un hocico en forma de gancho que cambia de forma después de cumplir un año de edad.
  • Muchos dientes: el tiburón peregrino tiene más dientes que cualquier otra especie de tiburón en Tierra.

Hábitat del Tiburón Peregrino

El tiburón peregrino es una especie costera, que se encuentra en todo el mundo en aguas árticas, así como en regiones más templadas. Esta podría ser la razón por la que estos tiburones suelen verse en la superficie del agua, tomando el sol.

Distribución del tiburón peregrino

El tiburón peregrino se puede encontrar en todo el mundo, aunque siempre cerca de la costa. Desde aguas gélidas hasta aguas relativamente cálidas, este tiburón tiene una naturaleza migratoria. El tiburón peregrino reside en los océanos Atlántico occidental y Pacífico occidental, el Golfo de Alaska y el Golfo de California (Mar de Cortés). El tiburón peregrino se puede encontrar frente a las costas de los siguientes países:

  • Argentina
  • Chile
  • China
  • Pacífico Oriental
  • Ecuador
  • Florida
  • Islandia
  • Japón
  • Corea
  • Mar Mediterráneo
  • Nueva Zelanda
  • Terranova
  • Noruega
  • Senegal
  • Australia Meridional
  • Sur de Brasil

Dieta del tiburón peregrino

El tiburón peregrino se alimenta de plancton, utilizando una técnica especial para alimentarse conocida como “alimentación pasiva”. Esto significa que el tiburón peregrino puede simplemente nadar en el agua con la boca abierta, y el plancton quedará atrapado en las branquiespinas cuando el agua pase por las branquias. Uno de estos peces grandes puede filtrar aproximadamente 2000 toneladas de agua por hora, lo que ayuda al tiburón a darse un festín rápidamente mientras el pez gigante se desplaza por el agua.

El tiburón peregrino y la interacción humana

Los tiburones peregrinos son animales pasivos que no se sabe que sean una amenaza para los humanos. Sin embargo, los tiburones peregrinos son criaturas muy grandes con piel dura que pueden ser peligrosas si están amenazadas, por lo que se recomienda precaución. El tiburón peregrino fue una vez cazado en todo el mundo por su hígado, aletas, carne y aceite ricos en vitaminas. Hoy, sin embargo, la caza del gentil gigante es ilegal en todos los países excepto en Japón y China. El hígado se vende como afrodisíaco y alimento saludable en Japón, mientras que el aceite se usa como ingrediente en cosméticos.

Domesticación

El tiburón peregrino no es un pez domesticado, pero sí relativamente tolerante con los barcos y los buzos.

¿El tiburón peregrino es una buena mascota?

El tiburón peregrino no sería una buena mascota, ya que su gran tamaño haría que fuera imposible tenerlo en casa. Además, la piel del tiburón peregrino tiene «dentículos dérmicos», que son escamas parecidas a dientes que apuntan en todas direcciones. El contacto con estos puede causar algunos cortes y rasguños bastante desagradables.

Cuidado del tiburón peregrino

El tiburón peregrino no se mantiene en cautiverio, pero está protegido en su hábitat natural por el gobierno británico, los Departamentos de Comercio e Interior de EE. UU., así como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Comportamiento del tiburón peregrino

Sabemos muy poco sobre el comportamiento del tiburón peregrino, ya que el tiburón desaparece misteriosamente de su hogar en las aguas costeras. Los científicos creen que este comportamiento es un tipo de hibernación, ya que el tiburón peregrino solo parece desaparecer durante los meses de invierno.

Aunque se cree que son criaturas de la soledad, el tiburón peregrino se ha encontrado en parejas y, ocasionalmente, en grandes cardúmenes de casi 100 peces. Se sabe que el tiburón peregrino salta del agua al aire, lo que los expertos creen que es parte de sus interacciones de comportamiento, pero no se ha encontrado evidencia de por qué estos peces saltan del agua.

Reproducción del Tiburón Peregrino

Se cree que el tiburón peregrino es ovovivíparo, lo que significa que los huevos se desarrollan y eclosionan dentro de la madre. Las crías recién nacidas luego se alimentan del saco vitelino dentro del huevo del que nacieron, antes de dejar la protección del cuerpo de la madre. El único tiburón peregrino que fue atrapado dando a luz, dio a luz a seis crías vivas. Se cree que el tiburón peregrino se reproduce cada 2-4 años.

Creencias, supersticiones y fobias sobre el tiburón peregrino

Muchas historias antiguas de serpientes marinas y monstruos marinos, donde en realidad se basa en avistamientos del tiburón peregrino. Los pescadores que vislumbraron al pez concesión no podían creer que la criatura fuera un pez, debido a su rara apariencia física. Luego informaron haber visto una gran bestia habitando el océano.

Deja un comentario